El formato MP3, ¡por fin es libre!


Uno de los formatos de compresión de audio más famosos, ha pasado a “mejor vida”.

Con esto no queremos decir, como estos días se viene contando por las distintas web generalistas, que esté muerto. Más bién todo lo contrario.

¿Qué ocurrirá a partir de ahora? Para empezar vamos a explicar que “el MP3” actualmente no cuenta con ningún tipo de patente, ya que han expirado, convirtiéndose en un formato completamente libre y exento de pago de derechos.

Según muchos de los medios y sus propios creadores, el formato ha muerto. ¡Que casualidad que ahora que no pueden cobrar nada por él ya no sirve!

Yo no se vosotros, pero que alguien me cuente a día de hoy donde no encontramos cualquier archivo codificado en MP3, que tenemos hasta en la sopa.

Resulta que durante los años que han estado vigentes las patentes, ha logrado estar a la cabeza compitiendo con formatos mejores como el ACC o el OGG, y ahora de repente ya no es válido.

Como decíamos al principio, el Mp3 no ha muerto, más bien va a renacer. De entrada pensamos que en el mundo de GNU/Linux en concreto, se convertirá en uno de los formatos universales, y seguramente veremos como es posible que lo consigan mejorar.

De hecho es seguro que la gran totalidad de las distros y sistemas lo incluyan dentro de la instalación incial.

¿Hay alguien que piense que ahora que no hay que pagar por él, y con la cantidad de software y hardware que hay compatible, las grandes empresas van a eliminarlo?

Mp3 lleva muchos años aguantando el tirón, con tecnologías superiores a su lado, y aquí sigue.

Desde que comenzase a utilizarse en masa, sobre todo gracias al recordado Winamp que nos hizo la vida más fácil, no ha parado y calquier dispositivo es capaz de reproducirlo.

Por aquí recordamos viejos tiempos gracias a nuestro querido Audacious y su interfaz a lo Winamp.

Personalmente yo prefiero, y ya llevo tiempo en ello, tener mi gran librería musical en formato FLAC, pero no dudéis que MP3 seguirá siendo uno de los formatos más utilizados por muchísima gente y durante mucho más tiempo de lo que parece.

MP3 no ha muerto, “ha pasado a mejor vida”.

¿Qué opináis vosotros?