Fedora 21 Workstation, ¿cómo nos ha funcionado?

¡Otra más! Sí seguidor@s, continuamos con nuestro recorrido “distrohopping” particular. Hasta ahora hemos publicado noticias y vídeos sobre el comportamiento de:

Ahora le toca el turno a Fedora 21, de la que os informamos sobre su salida el pasado 11 de Diciembre. Lo hacemos con su escritorio por defecto, GNOME.

¿Qué podemos decir? Fedora no está entre nuestras favoritas por distintas razones, pero no por ello podemos dejar de hablar de ella, ya que sin duda existen muchos usuarios a los que les parece perfecta para lo que ellos necesitan y es una de las grandes.

Como también os habréis dado cuenta, el escritorio GNOME actual tampoco es nuestro preferido. Aunque no podemos negar que es bonito y a mucha gente le parecerá sencillo, nosotros preferimos la productividad así como poder “trastear” por todos los rincones, cosa que en él es muy limitado.

A parte de todo lo comentado, podemos decir que durante las dos semanas que hemos utilizado el nuevo Fedora+GNOME no hemos tenido ningún problema destacable. Lo que si se nos ha hecho imprescindible es instalar dos repositorios con “nuevo material”, ya que el que viene de serie con la distro, no es poco, pero para usuarios más avanzados se nos antoja algo corto. Recalcamos que para un usuario normal, le sobra y le basta con los programas escogidos, que cumplen a la perfección.

También hemos notado que en la selección de programas para instalar gráficamente aparecen “los elegidos”, pero desde la terminal puedes instalar muchos más.

Si no queréis tener limitaciones en cuanto a software o codecs, probad a instalar estos dos repositorios:

Automáticamente se os abrirá el instalador y con aceptar, ya los tendréis disponibles, con todo el material que contienen. Creemos que con ésto será más que suficiente para poder tener la distro bastante bien surtida. Eso sí, deberéis utilizar el terminal para instalar vuestros programas preferidos.

También podéis acceder a la página principal desde http://rpmfusion.org/Configuration/

Por lo demás, no podemos poner ningún tipo de pega, ya que Fedora 21 Workstation se ha comportado muy bien y seguro que los usuarios habituales estarán contentos con el resultado. Nuestra gráfica AMD del equipo de pruebas no ha necesitado controladores propietarios y ha funcionado correctamente con los instalados por defecto.

Algo curioso es que de las distros que hemos probado con el mismo equipo, en las que ninguna utilizaba GNOME, es la única que ha sabido diferenciar y configurar correctamente la salida de sonido que se estaba utilizando en ese momento. El equipo dispone de salida digital y HDMI Audio a través de la gráfica AMD. Todas los demás sistemas se empeñaban en sacar el sonido por el HDMI de la tarjeta, en lugar de la salida “lógica y normal” del chip de audio.

Pero como siempre decimos, cada distribución y cada equipo son un mundo. A unos les puede funcionar bien una y a otros otra, pero eso no quiere decir que una sea peor que la otra. Aparte también están los gustos de cada usuario que son de lo más variados.

Nosotros simplemente queremos enseñaros nuestra experiencia, para que después vosotros “hagáis lo que os dé la gana”.

No dudéis en comentarnos vuestras “andadas” por los diferentes sistemas y, por supuesto, si tenéis que corregirnos en algo estaremos encantados de publicarlo.

¿Cuál será la próxima? ¿Queréis que probemos alguna en particular? ¡Decidnos y la instalaremos!

Características del equipo utilizado:

  • Procesador Intel Core 2 Quad Q9300 a 2.5 Ghz con 6 Mb de Caché
  • 8 GB de RAM DDR2 a 800 Mhz Kingston Hyper X
  • Gráfica Radeon HD 5750 con 1 GB de RAM

A continuación os dejamos con unas capturas de pantalla, así como el vídeo con nuestras “vueltas” por el sistema.