Geckolinux, ¡te enseñamos el openSUSE listo para funcionar!


Geckolinux no es más que un spin de openSUSE, configurado de tal manera que los nuevos usuarios no tengan que preocuparse porque algo no les funcione a la primera.

Todos aquellos que utilicen el sistema de este gracioso animalito, ya saben que la distro incluye un gran componente, como es YAST, una de las mejores herramientas de configuración dentro del mundo GNU/Linux, además de contar con la ayuda de 1-Click Install, que a modo de ofrecer paquetes autoinstalables hace las cosas bastantes fáciles.

Pero también es cierto que para alguien que no esté acostumbrado, o no quiera líos, la manera de tratar con los repositorios en openSUSE puede hacer que más de uno no quiera ni pensar en ellos, porque hoy puede funcionar algo y al día siguiente no hacerlo. Y aunque los chicos de la distro lo reparan bastante rápido y ocurre en contadas ocasiones, el enfado de turno cuando te toca no te lo quita nadie.

Sobre todo en el tema de multimedia, por el tema de las licencias, la cosa es algunas veces más complicada de lo que parece. Aunque existen paquetes automáticos que instalan todo lo necesario, hay ocasiones donde ni por esas termina de funcionar.

Para eso está aquí Geckolinux, que nos ofrece todo lo bueno de openSUSE, pero con lo necesario para que no tengamos que preocuparnos de mucho más, ya que las cosas funcionarán a la primera después de la instalación.

¿Cómo ha respondido durante el tiempo que lo hemos tenido instalado? Podríamos decir que a la perfección, pero estando pensado como está para recién llegados, la cosa no ha sido así.

Solo hemos tenido un problema, pero ha sido con el idioma. Aunque el sistema lo configures en Castellano, todos los programas que se instalan lo hacen en Inglés, con lo que nos toca después añadir las traducciones a mano. La cosa es muy sencilla utilizando YAST, ya que solo es buscar e instalar, porque por suerte la distro tiene todos  los paquetes bien accesibles, pero desde luego para el usuario de turno que no quiere problemas, es algo que muy posiblemente le tire para atrás.

Por lo demás, todo ha funcionado correctamente y, teniendo en cuenta que se trata de la versión Tumbleweed (Rolling Release), se ha comportado sólido como una roca. (Aclaramos que Geckolinux cuenta con versiones derviadas tanto de Leap como de ésta Tumbleweed, con los distintos entornos de escritorio).

¿Lo recomendamos? Puedes depende. Si corrigen el tema de las traducciones, sin ninguna duda, porque si nó te sale más a cuenta el tiempo que tardas en instalar la versión “normal” y configurar los repositorios e incluir los codecs que te faltan, que estar añadiendo traducciones a todos los programas que quieras tener en Geckolinux.

A continuación os incluimos los enlaces a su página oficial y a la de descargas de la ISO del sistema, además de las capturas de pantalla y el vídeo que solemos realizar:

Características del equipo utilizado:

  • Procesador Intel Core 2 Quad Q9300 a 2.5 Ghz con 6 Mb de Caché
  • 8 GB de RAM DDR2 a 800 Mhz Kingston Hyper X
  • Gráfica Radeon HD 5750 con 1 GB de RAM

“Recordamos que todos nuestros vídeos son realizados en sistemas instalados en el ordenador y no en máquinas virtuales. Si véis que el rendimiento no llega al nivel más alto o se nota una bajada de frames, es provocado por la forma de hacer la grabación para asegurar la máxima calidad. Si nó decimos lo contrario, el rendimiento real siempre será perfecto.”