KRevenge, ¡OBRevenge con acabado Plasma!


Hace unas semanas os enseñamos como funcionaba OBRevenge y ahora le toca el turno a la versión con KDE.

Todo lo que comentamos anteriormente continúa vigente, con el añadido de lo que el entorno Plasma es capáz de ofrecernos.

Si OBRevenge destaca por haber conseguido un sistema con base Arch muy efectivo, cuidado, sencillo, cómodo y bonito, KRevenge no se queda en menos.

¿Cual podría ser la diferencia más destacable entre cada uno? Pues, como es lógico, lo que nos guste personalmene de cada entorno de escritorio.

En este caso OBRevenge es perfecto para equipos más limitados y KDE para más avanzados. Aunque recalcamos, y no es la primera vez, que Plasma es mucho más liviano de lo que algunas personas piensan. Dependiendo, claro está, de la implementación que hagan de él en cada distribución.

Por lo demás KRevenge es una muy buena opción para quienes quieren tener una base Arch, muy configurable, con un diseño bonito, sencillo y moderno.

Durante el tiempo que lo hemos tenido instalado como sistema principal, no ha aparecido ningún error destacable, con lo que lo recomendamos sin dudarlo.

Como siempre decimos, mejor observar el vídeo que hemos realizado y las capturas de pantalla que os dejamos debajo.

También incluimos los enlaces a la web de la distro y a la descarga de la imágen ISO:

Características del equipo utilizado:

  • Procesador Intel Core 2 Quad Q9300 a 2.5 Ghz con 6 Mb de Caché
  • 8 GB de RAM DDR2 a 800 Mhz Kingston Hyper X
  • Gráfica Radeon HD 5750 con 1 GB de RAM

“Recordamos que todos nuestros vídeos son realizados en sistemas instalados en el ordenador y no en máquinas virtuales. Si véis que el rendimiento no llega al nivel más alto o se nota una bajada de frames, es provocado por la forma de hacer la grabación para asegurar la máxima calidad. Si nó decimos lo contrario, el rendimiento real siempre será perfecto.”