OBRevenge OS, ¡obsérvalo funcionando!


Hoy le ha tocado el turno a otra distro que basa su potencia en Arch Linux, a la que últimamente mucha gente tiene en cuenta a la hora de hacer un nuevo sistema.

Hablamos de OBRenvenge, que podría competir en terminos de configuración con el mismísimo Manjaro que tanto nos gusta, con sus diferencias por supuesto.

Esta diseñado para resultar fácil en todos los sentidos, contando con opciones sencillas con las que tenerlo todo listo para funcionar de forma muy rápida.

Además el entorno de escritorio cuenta con un diseño bastante cuidado que nos ha encantado, no teniendo ganas de retocar nada y dejarlo como viene de serie.

Por defecto llega con un escritorio Openbox / Xfce, que proporciona un entorno rápido, estable, bastante cómodo y bonito en éste caso. También existen instalaciones para MATE y KDE (de la que hablaremos próximamente).

Durante el tiempo que lo hemos tenido instalado ha funcionado a la velocidad del rayo, siendo muy estable y no teniendo ningún tipo de problema.

Lo único que no hemos podido “arreglar” y puede ser una pega para algunas personas, es que los paneles de configuración se nos han quedado en Inglés.

Las personalizaciones y las opciones disponibles están perfectamente pensadas para facilitar todo el trabajo, resultando muy interesantes para cualquier tipo de usuario.

Por lo demás un sistema Arch Linux altamente personalizable, que merece la pena probar por vosotros mismos para que saquéis conclusiones. Seguro que más de uno lo deja yá instalado después de ver como funciona.

Como siempre decimos, mejor observar el vídeo que hemos realizado y las capturas de pantalla que os dejamos debajo.

También os dejamos los enlaces a la web de la distro y a la descarga de la imágen:

Características del equipo utilizado:

  • Procesador Intel Core 2 Quad Q9300 a 2.5 Ghz con 6 Mb de Caché
  • 8 GB de RAM DDR2 a 800 Mhz Kingston Hyper X
  • Gráfica Radeon HD 5750 con 1 GB de RAM

“Recordamos que todos nuestros vídeos son realizados en sistemas instalados en el ordenador y no en máquinas virtuales. Si véis que el rendimiento no llega al nivel más alto o se nota una bajada de frames, es provocado por la forma de hacer la grabación para asegurar la máxima calidad. Si nó decimos lo contrario, el rendimiento real siempre será perfecto.”