PCLinuxOS, ¡a prueba la versión 2017!


Hemos vuelto a tener algo de tiempo, optando por instalar PCLinuxOS, en su última versión de este año 2017.

Aunque esta distribución parecía que se encontraba parada, ya que no se escuchaba hablar mucho de ella, lo cierto es que es en los Estados Unidos donde se utiliza bastante y continúa perfectamente viva.

¿Qué ofrece PCLinuxOS que no puedan ofrecer otras distros?

En sus inicios apareció como un hijo que bebía directamente de la difunta Mandriva, para más tarde adoptar la herramienta APT junto con Synaptic para la instalación del software, teniendo repositorios propios en los que mantienen los paquetes RPM.

PCLinuxOS sigue una politica “Semi-Rolling Release”, por la que el sistema siempre permanecerá actualizado a las últimas versiones estables disponibles del software, con lo que una vez instalado no tendremos que preocuparnos de nada.

Nada más instalar el sistema bajo el entorno KDE Plasma 5, notamos como sus desarrolladores continúan ofreciendo un escritorio sencillo y donde aparecen enlaces para poder configurarlo todo de forma gráfica a la perfección. Para ello contaremos como aliado con PCLinuxOS Control Center, accesible desde la barra de tareas desde el primer momento.

Bajo esta premisa, un usuario llegado de otro sistema, no se percatará de la presencia de la terminal, a no ser que el mismo quiera utilizarla, ya que no será necesario hacerlo.

En PCLinuxOS han buscado la sencillez por encima de todo, ofreciendo de entrada todo el software que cualquier usuario “normal” puede necesitar desde el primer momento. No obstante si queremos más, los repositorios cuenta con cualquier programa que se nos pueda ocurrir.

Continuando con la sencillez, todos los drivers y codecs que a día de hoy se hacen indispensables, se encuentran ya incluidos en el sistema, pudiendo abrir cualquier tipo de archivo sin problema alguno.

Pero no todo va a ser bueno……………………¿que problema hemos tenido?

La distro desde el primer momento ha sido una roca en cuanto a funcionamiento y solo hemos tenido que cambiar el idioma después de la instalación ya que, aunque escojamos el Español, aparece en perfecto Inglés.

Pero es muy sencillo cambiarlo, desde el apartado de configuraciones del sistema, e incluso han incluido un programa que lo hace directamente.

Lo cierto es que PCLinuxOS no nos había llamado nunca la atención, pero para un recién llegado, o alguien que no quiere complicarse en exceso con configuraciones y lo que quiere es instalar y funcionar, es una elección tan buena como otras.

En esta ocasión hemos hecho las pruebas con nuestro equipo más limitado (se trata de un Intel Core 2 Duo 6600 a 2,4 Ghz, con 3GB de RAM).

Como siempre decimos, vale más una imagen que mil palabras, asi que a continuación os ofrecemos un carrusel de fotografías junto con el vídeo que siempre realizamos. Aunque en dicho vídeo notéis que puede ir justo de velocidad, es causado por el programa de grabación y la calidad a la que le pedimos que capture. El sistema es muy rápido y funciona a la perfección, ágil y fluido.

Si queréis saber más,  a continuación os dejamos los enlaces a a web oficial y a la descarga de los archivos ISO: